sin derecho de gracia

Un pintor y una polka para Alianza Lima

A propósito de la revista Campo de Letra 80

Publicado: 2017-12-14

Presentando mi libro en Buenos Aires, Gonzalo Blanco se refirió a ese cruce de fronteras que hay de la oralidad a la escritura y viceversa en la canción popular urbana. Las fronteras son, efectivamente, violadas una y otra vez. Los pintores pueden ser poetas y los poetas pintar. Pero hay algo más. Un pintor puede ser admirador de Van Gogh y Gaugin y desde ese aprendizaje retratar el cerro San Cristóbal o a la gente morena. Es el caso de Óscar Corcuera que podrá ser todo lo expresionista que se quiera pero también es popular y muy nuestro.  

Óscar y Arturo son hermanos. Uno es un pintor que tiene tres libros de poesía y varias canciones. El otro es un poeta que tiene varios cuadros. Los dos son académicos. Uno estudió en la Escuela de Bellas Artes, el otro literatura en San Marcos. Y es que no podía ser de otra manera. Como dice Óscar el arte lo llevan en la sangre. Su padre cultivaba la pintura, la poesía y el periodismo. Su madre flores en sus macetas pero también tocaba la guitarra. Pero, aprendiendo de la gente, no solo recibieron la educación formal sino que también aprendieron de la gente. Dice Óscar:

He recorrido todo el Perú enriqueciéndome con el contacto de su gente, de sus callecitas, de su lluvia, de sus campesinas, que con el color de sus polleras le dan alegría al paisaje

Y por eso no solo escribe poesía para los libros sino también para los estadios. Óscar, igual que Arturo, es hincha del equipo del pueblo, de Alianza Lima. Pero, mientras Arturo le escribe un libro que tiene mucho de vanguardista Óscar la festeja con una polka que canta la afición. En ella rescata, en pocos versos, las características del campeón 2017

Miramos tu arte
Tu picardía
Tu maestría
Ciencia y saber

https://www.youtube.com/watch?v=Z7m0UxuYB0k

Estamos recordando a Óscar por el homenaje que le hace Campo de Letras 80. Se trata de una revista de arte y literatura que algunos compañeros de distintas promociones de la década del 80 han comenzado a sacar este año y ya va por su segundo número. En cada número pretenden rendir homenaje a algún escritor o artista. En el primer número lo hicieron con nuestro querido Jorge Ninapayta de la Rosa, uno de los primeros de entre nosotros en partir al Uku Pacha.


En el homenaje a Óscar Corcuera destaca la nota que realiza Víctor Guillén en nombre de los editores de la revista, el estudio del filósofo y curador de arte Augusto del Valle y una autobiografía del pintor. También hay poemas dedicados a nuestro personaje (por cierto uno de ellos es de su hermano Arturo) y algunos textos del propio Óscar, entre ellos la comentada polka.

Que aparezca una revista cultural en el Perú debe ser festejado. Que continúe es un esfuerzo que vale la pena rescatar. Si bien es común entre los estudiantes la aventura de las publicaciones, lo que hacen los compañeros ochenteros es, a declaración de parte, prueba de que “todavía queda en nosotros el romanticismo editorial de los años juveniles”. Pero hay algo más que festejar en este caso y es la ruptura de la mafia académica. Muchos de los que escriben en la revista, incluidos algunos de los editores, son autores que demuestran su calidad creativa en sus poemas, cuentos, ensayos pero que ven cerradas las puertas de otras revistas o incluso de la enseñanza universitaria por una corporación que margina a muchos. Que los éxitos los acompañe.


Escrito por


Publicado en

Me sale espuma

"Quiero escribir, pero me sale espuma"