no pasó nada!

Foto de la mula

Agua Dulce: Los Andes junto al mar

Comentarios a la muestra de Taryn Trucios

Publicado: 2018-03-15

Lima siempre ha sido una ciudad andina. Montes y Manrique, los “padres del criollismo”, cantaban, entre otros géneros, yaravíes. Temprano en nuestro cancionero se compone “El provinciano”. Los grupos musicales criollos de la década del 50 y 60 tenían nombres andinos como “Los Chamas” o “Los Morochucos”. Hoy tenemos un huayno limeño, con voces como la de Dina Paucar y los limeños de primera generación están produciendo música chicha y el rock de barrio. Cada 25 de diciembre grupos provincianos toman por asalto el centro del poder criollo: la Plaza de Armas, para festejar la Navidad a su manera. Hay por lo menos una iglesia en el centro donde la misa se hace en quechua. Pero, en el verano, quizá lo más representativo de la cultura andina no está en el Cuzco sino en Agua Dulce. 

En Agua Dulce se reúnen familias enteras con los trajes que distinguen sus lugares de origen. Se nota la doble identidad del migrante. Por un lado el aquí y ahora que lo lleva a Agua Dulce a comer ceviche de carretilla. Por otro el allá y entonces que mantiene en sus vestimentas y costumbres. Y lo hacen con absoluta libertad. Taryn Trucios, que los ha retratado, nos cuenta que “el provinciano no pierde su esencia ante la cámara: inmortaliza su momento pues ese momento los vuelve únicos”.

Luis Cernuda, como muchos poetas de su generación, tuvo que salir de España cuando se impuso la dictadura de Franco. Se fue primero a los Estados Unidos y luego a México. El paso de un país a otro supuso un contraste. México era mucho más pobre, pero mucho más vivo:

Aquella tierra estaba viva. Y entonces comprendiste todo el valor de esa palabra y su entero significado, porque casi te habías olvidado que estabas vivo. Acaso el precio de estar vivo sea esa pobreza

Taryn no ha tenido que pasar ninguna frontera para descubrir la vida. O quizá sí. Pero ha sido una frontera social. La que separa el Club Regatas, con tanta riqueza pero con tanta pose, de Agua Dulce. En Agua Dulce existe esa pobreza de la que se queja Cernuda. Pero también esa vida que lo alegra. Son los provincianos los que llenan de color nuestra ciudad. Y Taryn ha decidido ser ciudadana de los dos mundos opuestos que habitan nuestra ciudad. Es una chalaca de corazón que vive en Miraflores. Llega tanto al club Regatas como a Agua Dulce. Me informa que su próximo trabajo fotográfico será en su puerto querido.

TARYN TRUCIOS, DESMARADA

Pero Taryn no siempre fue fotógrafa. Como todos nosotros alguna vez fue niña. Como todos nosotros tuvo un abuelo que la engreía. Y este abuelo tenía una casa de playa en Arequipa, en Lomas. Un balneario de lujo en ese entonces. Luego se fue popularizando, el gobierno regalo lotes a gente humilde y el abuelo y sus amigos se tuvieron que mudar. Pero al final, por el desigual desarrollo del país, los nuevos habitantes también se vivieron a Lima. De modo que esa simpatía por Agua Dulce no es gratuita. Taryn siente que hay algo que la une a los bañistas de Agua Dulce. A ellos les han quitado su espacio vital, sometiéndolo a la pobreza. Los desterraron. A ella le han quitado su playa que ahora luce abandonada. La desmararon. Lima es un monstruo que se come el país.


Así que su muestra no es solo una reunión de fotos. Detrás de ellas hay un grito, desgarrador, reclamándole a Lima por el Perú. Es una protesta que debemos compartir. Para hacerlo basta con ir a Colonia, un espacio de helados, comida, arte y mucho más en San Martín 131 Barranco.

Notas relacionadas

Pueblo - Éxodo - Soler, el rostro de una Lima provinciana en plena expansión

Instagram de Taryn Trucios

@taryntrucios


Escrito por


Publicado en

Me sale espuma

"Quiero escribir, pero me sale espuma"