consume cannabis

El Indio Nabori y el Día Iberoamericano de la Décima

El 30 de Septiembre es el Día Iberoamericano de la Décima

Publicado: 2019-10-01

La décima es parte de la identidad latinoamericana. Pero uno de los espacios donde tiene mayor desarrollo es en Cuba. Y el gran símbolo de Cuba y América es el Indio Nabori. Nacido el 30 de septiembre de 1922.  

El Indio Nabori se llama así. Aunque cuando nació se llamaba Jesús Orta Ruiz. Hijo de una familia campesina y que sabía conservar la tradición. Pero bisnieto de palmeros, que pasaron de Palmas Canarias a Cuba cuando está se encontraba bajo dominio español. Y eso es bastante decir. Recordemos que en las Canarias es donde más se desarrolla la copla, la redondilla y la décima popular. Al punto que en nuestra marinera todavía cantamos “Palmero sube a la palma”. Así que el arte le viene de lo cubano y de la herencia palmera. Desde los nueve años ya sabía improvisar.

A esa combinación de lo hispano y lo cubano se añade la de lo culto y lo popular. Jesús Orta Ruiz fue desde niño aficionado a la lectura. Y la época era propicia para que esa unión se diera. La generación cubana del 27 está marcada por lo que llamaron el neopopularismo.

El poeta no tardó en incluir en su poesía con el ejercicio las más variadas formas. Tanto clásicas como populares. Es muy conocido por sus décimas, tanto las escritas como las improvisadas. Pero también tiene textos en verso libre. De ese modo podemos clasificar su poesía tiene en tres vertientes: campesina, social y autobiográfica.

Como en la mayoría de poetas populares, su compromiso no es solo con la letra. También hay una identificación con el sentimiento social. En 1939 ingresó en el Partido Unión Revolucionaria cuyas filas no demoró en conocer a personalidades tan notables como Juan Marinello, Mirta Aguirre, Nicolas Guillen y otros, que influyeron en su formación política y literaria.

Eso lo ayuda a dejar las labores campesinas para dedicarse a ser trovador y escritor radial en la emisora Progreso Cubano. Pero, nuevamente el sentido social de la obra, en 1940 puso su canto y la popularidad que le había dado la radio al servicio de la organización de la Asociación Nacional Campesina. Desde entonces paso por varias radios, periódicos y revistas, tanto legales como clandestinas.

Cuando Fidel organiza el movimiento “26 de Julio” hace actividades para reunir dinero y luego es parte de la demanda por la libertad de los detenidos en el asalto al Cuartel Moncada. Por lo que es tomado preso. Pero su popularidad era demasiado grande y la protesta pública lo saca de la cárcel. Desde ahí en adelante el carácter político de su poesía va tomando más fuerza sin perder la calidad textual. En 1959 cuando los barbudos hacen gobierno escribe su “Marcha triunfal al Ejército Rebelde”. El mismo había estado en la Sierra de Escambray aunque no participando en hechos de armas sino dando valor a los combatientes con sus poemas.

Una cosa que lo une a nuestro Nicomedes Santa Cruz es que en ambos casos no solo hacen poesía sino que estudian el proceso de la creación en los sectores populares. En el caso del Indio Nabori debemos citar sus libros Poesía criollista y siboneísta y Décima y folclor

En esa ida y vuelta que se da en la cultura hispana a un lado y otro del océano, la Universidad de Las Palmas publica su testimonio Décimas para la historia (La controversia del siglo) con prólogo y notas del doctor Maximiano Trapero, Catedrático de Filología Española de dicha universidad. En el VI Encuentro y Festival Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado en Las Palmas de Gran Canaria con la conferencia “Autobiografía de un Improvisador”, donde por unanimidad de los participantes fue declarado el 30 de septiembre –fecha de su nacimiento– el Día Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado.

En el 2000 con motivo de su cumpleaños y del Día Iberoamericano de la Décima, la Universidad “Camilo Cienfuegos” de la provincia de Matanzas efectúa en su homenaje un Simposio Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado. Se le reconoce como principal fundador y promotor permanente de la Jornada Cucalambeana, una de las más reconocidas manifestaciones de la cultura popular cubana.

Falleció, tras dejar un ingente número de obras, el 29 de diciembre de 2005, a la edad de 83 años. Entre sus libros de poesía nos deja

Pequeño dios,

• La misma estrella,

• De una parte consciente del crepúsculo, III, V, IX, X,

• Magia,

• Madrigal de la neblina,

• La fuga del ángel,

• El huésped,

• El amor en los tiempos de prosa,

• La clave de lo eterno.

MAGIA
Estoy viendo, como quien
sueña en una noche triste,
paisaje que ya no existe
con ojos que ya no ven.
Magia de supremo bien
hay en el recuerdo mío,
cuyo visual poderío
desde un mirador profundo,
está repoblando el mundo
que se me quedó vacío.

Escrito por


Publicado en

Me sale espuma

"Quiero escribir, pero me sale espuma"