sin ciencia no hay futuro

Mi homenaje a Adolfo Zelada Arteaga

Décimas de pie forzado al decano del criollismo

Publicado: 2020-01-15

El Perú ha sido tierra de grandes guitarristas: Oscar Avilés, Wendor Salgado en la canción criolla o Raúl García Zarate en la andina son parte de la tradición. El decano de todos, a sus 96 años es Adolfo Zelada Arteaga. 

El maestro Zelada nació en Trujillo en 1923 y vivió en Lima desde su infancia cuando la familia tuvo que trasladarse por motivos de persecución política a la capital. Cuentan que en el Cuartel Primero se paraba de niño a mirar a los guitarristas del Centro Musical Pedro Bocanegra y tratar de imitarlos.

A los 17 años no sólo ya era un guitarrista de calidad sino que compuso su primer vals: “Sentimiento falaz”. Desde ahí fue parte de Los Galanes, Los Chalanes y participó en la fundación de Perú Negro, siendo el autor de arreglos musicales y composiciones que dicho conjunto y otras agrupaciones han interpretado a lo largo del siglo XX. Trabajó en estaciones de radio como Radio Victoria o Radio Nacional del Perú, cuando las emisiones eran en vivo y en directo.

Hace poco, al cumplir los 90, en una de las últimas actividades de Chalena Vásquez a cargo del CEMDUC Centro de Música y Danza de la Pontificia Universidad Católica del Perú se grabó el disco “CRIOLLO, Adolfo Zelada Arteaga”

Publico para él y la gente que lo quiere unas décimas de pie forzado

Del criollismo y la historia

Se hace salud por Zelada

Una vida consagrada

Guitarra con mucha gloria

I

Desde la Lima ya vieja

Y también de la moderna

Nuestra cultura es eterna

Y en el alma huella deja

La canción que ya añeja

En su guitarra es de gloria

Y siento que fue victoria

El día que he escuchado

Lo bello y lo delicado

Del criollismo y la historia

II

Es muy buena la ocasión

El momento lo amerita

Nos hemos dado hoy cita

Para con gran emoción

Dar toda nuestra emoción

Todo Lima convocada

La guitarra colocada

Para poder festejar

Y queriendo agasajar

Se Hace salud por Zelada

III

Era niño todavía

Cuando llego de Trujillo

Su padre tenía brillo

Por su fuerte rebeldía

Entonces no se sabía

Se la tenía guardada

Su fineza delicada

Y esa gran maestría

A la que dedicaría

Una vida consagrada

IV

17 años cumplidos

Con “Sentimiento falaz”

Supo mostrar audaz

Tener muy finos oídos

Afino bien los sentidos

Y supo entrar a la historia

Recurro y a la memoria

Recordando a Los Galanes

Peru Negro, Los Chalanes

Guitarra con mucha gloria.

ESCRITO POR


Escrito por


Publicado en

Me sale espuma

"Quiero escribir, pero me sale espuma"