sin ciencia no hay futuro

Argentina: Una juez que castiga a las victimas

Publicado: 2020-02-27

Hace unos días hablábamos de las amenazas y posterior ejecución de Gabriel Eiriz. Él denunció un local de fiestas clandestinas en Buenos Aires sin saber que era parte de una mafia en la que incluso participaba la policía argentina. 

Ahora sabemos que parte de esa mafia es la jueza Andrea Pagliani. O por lo menos es su fiel protectora. La policía Fernanda Pérez Argüello, autora de las amenazas, fue condenada a 2 años de prisión suspendida.

En realidad, el juicio tuvo irregularidades desde el principio. La jueza tenía toda la intención de dilatarlo, de que los delitos prescriban, de que no pase nada. Fue la presión social la que llevo a la policía al banquillo de los acusados. Fueron marchas de los familiares las que lograron imponerse frente a tanta injusticia.

Para la lectura de la sentencia la familia, que en todo el mundo tiene derecho a estar presente como parte civil, fue detenida 2 cuadras antes. Se aplicaba así un castigo a las víctimas y no a la asesina. La propia madre de Gabriel, Carmen Amalia Guagliardi, recibió cachetadas y golpes policiales. Al hermano le rompieron la ropa y le pisaron el celular. Al cuñado le golpearon las costillas y lo gasearon.

En la investigación se supo que se alquilaba una casa para fiestas clandestinas. La policía Pérez Argüello, prima de la propietaria de la casa amenazó a Gabriel para que dejara de hacer denuncias. "Enfermo de mierda. Dejá de romperle las pelotas a mi prima porque vamos a ir a tu casa"; "no te olvides que trabajo en un juzgado. Que sé dónde vivís. Va a terminal mal", fueron algunas de las amenazas enviadas desde el celular de la policía al de Eiriz entre las 16.24 y 16.45 del 13 de septiembre de 2013, según consta el expediente. Y efectivamente terminó mal, muerto.

Gisel, hermana de Gabriel nos dice:

“Por eso es que yo milito el socialismo. Porque dentro de este sistema sé que la (in)justicia está hecha para encubrir a los asesinos. Que la policía está para proteger a los asesinos y a ellos mismos que son parte de los peores crímenes. Cuando me vean en las calles denunciando a las instituciones y al sistema perverso de explotación capitalista, a la justicia, a la policía como cómplices de los peores negocios clandestinos y crímenes, remítanse a lo que vivimos hoy”.

Notas relacionadas

Justicia para Gabriel Eiriz 

https://mesaleespuma.lamula.pe/2020/02/19/justicia-para-gabriel-eiriz/danielmathews/


Escrito por


Publicado en

Me sale espuma

"Quiero escribir, pero me sale espuma"